28 de jul. de 2008

La forma en que me mirabas

Me muero de ganas de escribirte. Que extraño lo que teníamos (lo que podríamos haber tenido); tu compañía -que me daba ganas de pasar más tiempo sentado en el escritorio-, el perfume de tu piel... Si vos supieras cómo extraño sentir tu aroma. Me gustaria que sepas que te busco en todos lados.

Extraño la forma en que me mirabas, sobre todo cuando me decias 'no'. Quisiera volver a ver tu boca, tu pelo. Siempre me gustó escribirte, y todavía creo que te gusta leerme.

1 comentario:

Díana dijo...

Muy lindo Nahuel.
Por fin despues de tantos meses puedo leer otra vez algo de vos.
Ché te mando un email con unas cositas.

besos.